Se acabó Meade

Fotografía www.jornada.unam.mx

Fotografía www.jornada.unam.mx

Metapolítica

Por Gregorio Jácome Moreno (*)

Salvo Guillermo Prieto en el siglo XIX no existe otro antecedente en México de un Secretario de Hacienda honesto y que no se hubiese enriquecido en el cargo, parece que José Antonio Meade cumple esta condición que desafortunadamente llega a su fin, pues con la candidatura por el PRI a la Presidencia de la República ya amarrada se termina en Meade esta facultad o virtud mejor dicho de haber sido un político honesto imbuido de pulcritud.

Diré por qué. El escenario para el PRI es complejo. Prueba de ello es que el candidato no es un político formado en sus cuadros y filas, con experiencia probada en campañas y en la talacha partidista, no, el candidato es ahora un mero simpatizante que lo mismo daría si fuera postulado por el PAN, ya que sirvió también a la administración calderonista. Los tiempos se le acomodaron a Meade, que de no ser porque la población está harta de los políticos priístas tradicionales, jamás hubiera sido tomado en cuenta como aspirante a la Presidencia.

Y sí se termina ya aquel Meade honesto del que teníamos constancia. El PRI se encuentra muy por abajo en las encuestas que marcan a Andrés Manuel López Obrador como el puntero rumbo a Los Pinos en 2018. Luego entonces el PRI tendrá que echar mano de todas sus estrategias, artimañas probadas para ganar elecciones. Y ello significa corrupción. Echará mano pues de los recursos federales aplicados a programas de Desarrollo Social, solicitará a sus gobernadores la creación de empresas fantasmas para facturar a favor de la campaña, establecerá estructuras que constarán millones de pesos ya que solo así, con la compra de votos y conciencias, pondrían a Meade en un lugar competitivo en tan solo unos meses.

Estaría Meade en contra de todas estas prácticas de la maquinaria priísta, las que van del acarreo desmesurado a la compra directa del voto, la falsificación de actas electorales y la infiltración dentro de las estructuras del INE. No. Si Meade se mantiene incólume como hasta ahora simple y sencillamente estaría entregando la elección. Es decir, la elección presidencial se resolvería solo entre el PAN-PRD – Movimiento Ciudadano y MORENA.

Político sin experiencia electoral, Meade estaría a merced de los asesores, o sea, de los cuadros viejos del PRI que intentarán manejarlo a su conveniencia. En primer lugar ellos, sus asesores, tienen el reto de cómo revertir la mala imagen de Meade como cerebro y artífice de las políticas públicas que en materia económico han hundido al país hasta provocar el hartazgo en la población, el aumento desmesurado en la gasolina y ahora en el gas que merman el poder adquisitivo y la calidad de vida de los mexicanos, por lo menos, la inmensa mayoría que vive o sobrevive apenas con el ingreso mínimo. Reitero, el Meade bueno y honesto se terminó, ahora saldrá a relucir el político que no reparara en los medios para alcanzar el fin.

* *Es artículista en medios impresos y digitales, sus intereses académicos son principalmente la antropología, la historia, la filosofía, la literatura clásica y la ciencia política. Es autor de los libros “Coatepec en sus calles: mínimo repaso de historia de México”, y “Voces afuera: la fiesta del Santo Patrón Jerónimo en Coatepec”, en 2007 publicó el libro “Tiro Libre: balón al poste” el cual es una recopilación de sus artículos periodísticos sobre el futbol y en 2014 “Diagonal retrasada: la función social del futbol”. .

This Post Has 0 Comments

Leave A Reply





error: Content is protected !!